Búsqueda por
palabras:
  • Paraula 1
  • Paraula 2
  • Paraula 3
  • Paraula 4
Palabra exacta:
Filtrar por
temas:
Filtrar por
autores:

PRUDENCIA

En la doctrina clásica, ori­ginariamente platónica, de las cuatro virtudes luego llamadas «cardinales» o «principales» (véase Virtud), la prudencia es una de ellas. El término ‘prudencia’ traduce el vocablo griego φρόνησις, que a veces se traduce asimismo por ‘sabiduría práctica’. Platón (La rep. IV, 428 a y sigs.) afirma que la pru­dencia es un sano juicio que no afecta a nin­guna actividad determinada, pero sólo porque se aplica a todas las materias humanas. Por eso la prudencia es la virtud propia del gober­nante. La prudencia es la virtud del que es moralmente juicioso o sano, σῶφρον, y se opone a la locura, ἀφροσύνη. Aristóteles (Eth. Nic. VI, 5, 1140 a 25 y sigs.) indica que la prudencia no es ni un conocimiento (o ciencia) ni un arte —ya que hay que distin­guir entre la acción y el hacer—; es un estado (o capacidad), esto es, un hábito ver­dadero y razonado «para actuar según lo que es bueno o malo para

Este web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, al navegar el usuario acepta su uso Más info
ACCEPTAR