Búsqueda por
palabras:
  • Paraula 1
  • Paraula 2
  • Paraula 3
  • Paraula 4
Palabra exacta:
Filtrar por
temas:
Filtrar por
autores:

PNEUMA

El vocablo πνεῦμα (de πνέω = «soplar») significó «soplo», «aliento» y, más propiamente, «aire desplazado por la acción de soplar». Por extensión se le dieron otros varios significados: «fuerza vital», «aliento que anima los organismos (o la materia)», «espíritu», «actividad del espíritu», etc., pa­sándose a menudo de lo corpóreo (pero sutil) a lo impalpable. Lo que podemos llamar «el concepto de pneuma» desempeñó un papel importante desde los orígenes de la filosofía griega. Algunos presocráticos habían su­puesto que hay una substancia (el aire) que rodea y penetra el universo entero. Según Anaxímenes (Diels, 13, B 2), el aire rodea el universo del mismo modo que el alma (que es aire) mantiene la cohesión del organismo hu­mano (y del animal). Empédocles consideraba que la substancia que llena el universo, al modo de un alma, es un «pneuma» que, aun­que se traduce a menudo por «espíritu», tiene aquí un sentido a la vez

Este web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, al navegar el usuario acepta su uso Más info
ACCEPTAR