Búsqueda por
palabras:
  • Paraula 1
  • Paraula 2
  • Paraula 3
  • Paraula 4
Palabra exacta:
Filtrar por
temas:
Filtrar por
autores:

OBJETIVACIÓN

La noción de objetiva­ción tiene un antecedente en Kant. Para éste, tanto las formas a priori de la intuición como, y sobre todo, los conceptos del entendimiento o categorías objetivan lo dado en el sentido de que hacen de lo dado un objeto de conoci­miento. La objetivación es, pues, en último término, una actividad —o, si se quiere, el re­sultado de una actividad— trascendental. Fichte subrayó al extremo la actividad obje­tiva (y objetivante) del Yo. El Yo se pone a sí mismo en una actividad absoluta, pero «pone» los objetos mediante la actividad de la objetivación. En Hegel, la objetivación ad­quiere una importancia fundamental por cuanto es la forma de realización del Espíritu. Hegel usa el término Vergegenständlichung, que puede, y suele, traducirse por ‘objetiva­ción’. Ello distingue la objetivación de la mera cosificación, Verdinglichung, esto es, la conversión o transformación de la «realidad» en «cosa». El Espíritu se

Este web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, al navegar el usuario acepta su uso Más info
ACCEPTAR