Búsqueda por
palabras:
  • Paraula 1
  • Paraula 2
  • Paraula 3
  • Paraula 4
Palabra exacta:
Filtrar por
temas:
Filtrar por
autores:

MILAGRO

Griegos y romanos hablaron de τέρας, signum, como anuncio de algo, es­pecialmente de algún acontecimiento futuro que se suponía importante para un hombre, una familia, una comunidad, etc. Tέρας es lo que sirve de signo y presagio, como una cons­telación o un meteoro; es también un portento o «monstruo», monstrum. Cuando los «sig­nos» son frecuentes, no parece haber nada anormal en ellos; por el contrario, lo «nor­mal» es que haya dondequiera signos, o que puedan «arrancarse» signos a la Naturaleza, o a ciertos hombres. Pero cuando los «signos» no son frecuentes, parecen «anormales»: el «signo» es entonces algo «extraño», algo «maravilloso» y «portentoso». Sólo en este segundo sentido puede hablarse de milagro, miraculum. La noción de milagro es impor­tante en el cristianismo, por cuanto en los Evangelios Jesucristo aparece como obrando algunos milagros. Los milagros obrados por Jesucristo son como el sello divino dado a la Palabra

Este web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, al navegar el usuario acepta su uso Más info
ACCEPTAR